Rodolfo Dominguez

Cuando me convocaron para la muestra de Machito, pensé en la relación que uno tiene con el cuerpo y como el cuidado de ese cuerpo está influenciado por la idea hegemónica de cómo un cuerpo masculino se debe mostrar. 

Y cuando algo externo a nosotros nos hace cambiar esa idea sentimos que estamos lejos de ese ser masculino. 

Cómo las drogas nos cambian un estilo de vida, de salud, de un cuerpo que llegamos a los límites de querer desaparecer. O de un cáncer de mamas, que siempre se habló que afecta al cuerpo femenino, y sin embargo, el cuerpo masculino también puede sufrirlo y ser afectado por esta enfermedad. De repente una juventud queda trastocada por el tratamiento y los medicamentos; quitándole esa ilusión de vivir, ubicándolo en el ahora y no saber qué le depara esta transformación del cuerpo.

¿Estás llorando?
¡Pero el hombre no llora!
¿Estás sonriendo?
¡Pero los hombres no son tiernos!

Los hombres no bailan boleros.
Los hombres siempre tienen muchas minas.
Los hombres saben arreglar la cañería, no coser.
Los hombres saben burlarse del que no parece hombre,
por no ser cruel.
Solo creen saber.

No hay vida que no se haya vestido con la tela del juicio
y para colmo jamás resulta ser nuestra prenda.

Hay que enseñarle al humano
para que aprenda que,
tener un corazón, ya le permite que a todos
nos midan por igual.

Pero siempre algo está mal,
siempre hay algo que te falta
o algo que te sobra,
y no lo pueden aceptar.

Un dato importante:
lo que el humano llama imposible,
luego de un rato puede pasar.
De eso se tratan los cambios,
los logros, los sueños…
¡Evolucionar!

Cómo evolucionan los virus,
evolucionan los pensamientos,
evoluciona todo, menos los sentimientos.
Se quejan de la muerte
pero es la única que les doblega el alma
y les mete miedo.

No somos indestructibles
Somos impredecibles y testarudos.
Y nos creemos rudos
ante el oponente
que ni Dios pudo vencer.

 

Juan Rodriguez

Todos le temen,
sin embargo no es respetable;
se vende en cualquier esquina;
como un ácido disolvió mis sentimientos
junto con los lamentos.

Obligándome a bailar, a caminar por kilómetros sin descanso.
Obligándome a sonreír a pesar de las heridas.
Obligándome a aspirar un perfume de madrugada,
sin aspirar a más nada que verla otra vez.

Obligándome a ser quien no quiero:
logra convertir al hombre en animal,
en algún personaje sobrenatural.
Mi dama querida, mi dama albina.

Es una enfermedad disfrazada de cura,
que procura dejarte creer que la puedes dominar.
Es el síntoma del anormal, del que siente por demás
y lo ayuda a controlar el temor de ser normal.

Es el abrazo al desvalido
para que pueda llorar.
La tuve que abandonar a su suerte
y, cueste lo que cueste, la debo olvidar.

Olvidar las noches en su compañía,
olvidar lo porquería que me hizo ser,
evito caer en sus besos de nieve,
y serle infiel con lo que he logrado.

Ser un hombre por mis propios medios,
afrontando miedos y saltando obstáculos,
incluyendo su tentadora compañía.

 

Juan Rodriguez

Rodolfo Dominguez, Buenos Aires, Argentina. Se inició en la fotografía a temprana edad. La madre en su casa tenía una cámara Canon AE-1 que sacaba fotos en diapositivas. Desde chico estuvo rodeado de imágenes en blanco y negro y a color. Esas fueron sus bases para lo que se desarrolló posteriormente.

Se dedicó a fotografiar con la cámara de su madre y luego siguió practicando con distintos tipos de equipos: pocket, reflex, digitales.

Haciendo fotos descubrió que en el arte el cuerpo masculino no se muestra como es. Desde ahí ofrece su obra al espectador sin anticipar lo que pueda generar, lo que movilice interiormente. Su objetivo es producir una reacción, un efecto, una emoción. Piensa que con sus imágenes está dando el impulso necesario para que el cuerpo masculino manifieste sus sentimientos y se presente al mundo libremente.

Actualmente, realiza trabajos de fotografía artística, de bodegones y de personas.

Dentro de sus trabajos más recientes, destacan la exposición fotográfica en el Pasaje Enrique Santos Discépolo, CABA. “Buenos Aires Diversa” a cargo del Ente de Turismo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la exposición fotográfica en la Usina del Arte, CABA. “Buenos Aires Diversa” a cargo del Ente de Turismo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ambas del año 2016. Durante 2020 a realizado la Muestra de Gala Expo sede Barolo, Asociación Art Noveau de Bs. As. – +Que2 Gestión cultural en Salud – Bea Bianchi Artista Visual. “Mi obra, mi universo” – Muestra virtual, Art Gallery 365 y su participación en Erotic Life, Magazine online Volumen 2.